VENTI CON CREMA BATIDA

venti

por Atole Magallanes

Starbucks Américas, 05 de Julio 2016

Tinte rojizo  deslavado, piel morena, notable sobrepeso, toma un Green Frappe, con la crema batida y en el tamaño más grande. Tenis tipo Converse, pero no Converse, Converse; sino de esos de otras marcas, que parecen Converse, pero que son más baratos. Lleva puesta una blusa negra de manga larga y encima un vestido jumper de tirantes rosa pastel, con leggings negros debajo.

¡Ah! y olvidé mencionarlo pero al parecer recién se acababa de tragar un Bagel, lo puedo deducir, pues entre las servilletas usadas se pueden observar 3 sachets de mantequilla. Lo  que no podría afirmar es; si fue de fresa o de chabacano.

Frente a ella otra mujer, también de tez humilde, quien aparentemente es amiga suya. Ella lleva una banda negra en el cabello y el cepillo parece no ser su mejor amigo. La banda luce desgastada y tiene el aspecto que tienen las cosas que provienen de las tiendas chinas del “Todo a dólar”, lleva puestos sus Skechers color plata, de esos que tienen la suela como los extintos Step Gym. Una blusa de estampado tribal en color tierra, chamarra de piel, que obvio es de plástico. Pantalón de mezclilla acampanado… Sí, así es acampanado. Ella bebe una bebida caliente, y como las bebidas calientes se sirven en vasos de papel, no me es posible ver a través de él su contenido. Ella también ha comido algo, tiene un plato frente a ella… pero no sé qué fue, pues a diferencia de su compañera, ella no ha dejado migaja alguna, ni residuos del alimento en cuestión.

La mujer del cabello rojo deslavado es quien más habla, ella dirige la conversación.

  • Ella gasta mucho en ropa, está como yo. El otro día me dijo que tiene vicio de comprar por internet. Yo todo el día me la pasó viendo en eBay que pedir.
  • ¿Apoco si?
  • Si, no manches gasto un chingo en eso. ¡¡Ay!! ya ni te dije que el otro día ya me dijo lo de Israel. Ya me dijo que habló con él
  • ¿Y qué te dijo?
  • Pues que Israel le dijo “No manches ya quisiera tener yo una novia como Teresa, para tratarla así como tu la tratas a ella y a ver si me aguantaba todo lo que tú le haces, no seas üey la estás regando bien machín con Tere” ¿no has visto que ya está más cariñoso conmigo?, pues fue a partir que Israel habló con él, ya le cayó el veinte de que no se va a encontrar otra como yo, que soy mucha pieza.
  • Que bueno amiga
  • Si, y es que ya estaba muy raro, muy distante… Ya hasta estaba pensando que a la mejor y era gay. – hace una pausa y le da un sorbo al frappe – lo llegué a pensar en serio, y es que no manches, le gusta hacer cosas bien raras, como por ejemplo; quiere que estemos todo el día acostados viendo imágenes en internet o viendo Netflix, me dice “Ven chiquita aquí acuéstate”… Mi suegro no era así ¿o si?… quien sabe él de dónde saco ser así. Pero ya el otro día me dio hasta me dio un agarrón y me dice “Ay, estás bien nalgona”

La tormenta regresa y se ven obligadas a cambiar de mesa, ya no escucho más lo que dicen. al retirarse puedo ver que la mujer de la banda es mayor a lo que pensé, tendrá cálculo unos 60. Ahora no sé si es que ella es solo su amiga, o quizá es la mamá del novio y esposa del suegro. Sigo pensando que la mujer del cabello rojo deslavado, no se debería llamar Teresa, ella merecía un nombre más vulgar, no sé algo como Gladys.

Comments

comments



Los comentarios están cerrados.